Cómo embalar los envíos de tu e-commerce

En el momento de embalar los envíos de tu e-commerce, pueden surgir dudas sobre cómo preparar los paquetes de la mejor forma. No hay normas establecidas sobre cómo debes envolver tus pedidos pero sí que existen consejos que pueden ayudarte a preparar los paquetes para el transporte.

Embalaje

Elige una caja sólida de cartón ondulado. Evita reutilizar cajas porque con el uso pierden capacidad de resistencia. Es importante también que aciertes el tamaño. Si sobra espacio, los productos del interior podrían moverse. La rigidez y el grosor del embalaje están intrínsecamente relacionados con el peso que debe soportar. Tenlo en cuenta cuando hagas tu elección. Es mejor repartirlo en diferentes embalajes que no sobrecargar uno. Asimismo, vigila que no haya perforaciones ni bordes cortantes. La caja debe estar en perfectas condiciones.

La recomendación es que intentes agrupar todos tus productos en 3 o 4 formatos de embalaje diferentes. Esto te ayudará considerablemente con tu operativa y te permitirá reducir los costes que supone tener infinitud de formatos para los diferentes productos que vendes. Más adelante te contamos cómo puedes fijar los productos dentro de las cajas si crees que sobra más espacio del que debería.

Si para reducir el impacto medioambiental quieres reutilizar el embalaje, asegúrate de que mantenga sus propiedades y cubre el etiquetaje utilizado anteriormente para evitar confusiones con el envío.

Envoltorio

Si envías más de un objeto dentro de la misma caja, envuelve cada uno de ellos con plástico de burbujas para evitar que se produzcan fricciones y puedan sufrir algún tipo de desperfecto. Pon los objetos más frágiles en el centro ya que es la zona que queda más protegida frente a un eventual impacto.

Peso

Recuerda que el peso máximo por bulto que puede movilizar una persona sin ayuda de otro tipo de herramientas de carga son 20 kg. En el caso de que el bulto tenga un peso superior, la recomendación es informar al transportista para que adecue el tipo de vehículo al bulto. Podría incluso necesitar una carretilla de carga y disponer de un vehículo con plataforma elevadora.

Relleno

¿Te quedan huecos vacíos entre el objeto y el envoltorio? Rellénalos con un material amortiguador. El mejor es el poliespan porque es rígido y blando para soportar los golpes o movimientos. Existen espumas expandibles  o material de relleno biodegradable. Un papel arrugado también puede funcionar en el caso de que el producto sea resistente. Las zonas de amortiguación son las que están más en contacto con el embalaje, tenlo en cuenta.

Precinto

Es esencial cerrar bien la caja. Escoge una cinta resistente y de calidad. Te irá mejor que el papel adhesivo o las cuerdas. Cuando lo pegues, hazlo en forma de H, tapando todas las brechas que se formen entre las solapas. Te recomendamos pegar la etiqueta perpendicular a las solapas de cierre de la caja ya que actúa a la vez como precinto de garantía.

Compartimentos

A veces es necesario añadir un pequeño compartimento adherido al embalaje que contenga la documentación de la expedición. Esto sucede en aquellos bultos que tienen que pasar aduanas. Adherirlo al paquete implica facilitar el trabajo a los agentes de aduanas y, salvo inspección, evita que se tenga que abrir el embalaje. Algunos transportistas ya facilitan sobres para adherir la documentación.

Paquetes frágiles

Indica que el paquete es frágil si lleva objetos que pueden romperse fácilmente. Puedes añadir al embalaje flechas para mostrar la posición en que debe estar para evitar su deterioro. Asimismo también ayuda poner un distintivo que permita identificar rápidamente que el producto es frágil. No obstante, te aconsejamos que hagas especial hincapié en el acondicionamiento del mismo. Si se producen desperfectos es difícil justificar que se deban a una mala manipulación por parte del transportista. Ten en cuenta que en determinadas plataformas, cuando se clasifican de los bultos, estos salvan distancias que en ocasiones pueden ser superiores a los 50cm.

Etiquetaje

Si estás reutilizando la caja, retira todas las etiquetas que llevaba anteriormente. Pega las nuevas con el código de barras para poder disponer de la trazabilidad del pedido. Recomendamos que pongas más de una en diferentes lugares. De esta manera facilitarás el trabajo al transportista en el momento de la recogida.

Por último, te sugerimos algunas webs de utilidad si necestias material de acondicionamiento para los envíos de tu ecommerce:

-Rajapack: especialista en embalaje

-Kartox: cajas a medida

-Ratioform: Embalajes y material de acondicionamiento

-Embamat: productos de embalaje y embalaje industrial

Publicaciones recientes

Tags

Ver todo

Deliverea Timeline

Entradas recientes

Suscribete a nuestra newsletter