4 estrategias básicas para establecer los costes de envío en un e-commerce

A pesar de que hoy en día existe un gran porcentaje de usuarios que ya realizan sus compras por internet, existe aún una mayoría de la de población que aún no ha comprado nunca en una tienda on line. Es precisamente este grupo en el que vale la pena profundizar. Cuáles son sus miedos y los motivos por lo cuales desestiman la comodidad de la compra online. Analizar las objeciones que este tipo de usuario presenta, nos puede ayudar a detectar oportunidades de mejora y optimizar la conversión de nuestro check out.

Puedes encontrar infinidad de estudios centrados en conocer las razones de esta pérdida de clientes. A través del siguiente enlace puedes acceder a un post que agrega los % de abandono de 40 estudios realizados. La mayoría coincide en que el primer motivo es el alto coste de envío, seguido por la necesidad de crear una cuenta.

El driver principal de un cliente al realizar su primera compra es normalmente el precio. Parte del precio es el coste de transporte. Teniendo en cuenta esta premisa del consumidor de tu e-commerce, es importante que definas la estrategia de coste de envío cuidadosamente.

Dependiendo de qué tipo de producto vendas, el margen de maniobra para impulsar un tipo de estrategia de envío u otro difiere considerablemente. Las cuatro estrategias más comunes son:

Envíos gratis

Esta opción es la más atractiva para al cliente. Pero debes analizar cómo usarla.

  • ¿El envío solo será gratis en la primera compra? Si es que si, esta opción te ayudará a captar nuevos clientes.
  • ¿Activarás la opción de envío gratis a partir de un determinado importe? Si aplicas el envío gratuito a partir de un determinado importe incrementaras el ticket medio de tus pedidos.
  • ¿El margen del producto te permite incluir el coste de transporte incluído en el precio? Es una de las mejores opciones ya que te permite la objección al coste de transporte directamente desaparece y el envío gratis se convierte en un factor diferencial de tu estrategia de venta online.
  • ¿Dispones de una red de tiendas donde facilitar la recogida a tu cliente? Si tienes una red de tiendas con suficiente capilaridad es una muy buena opción para captar aquellos clientes que no estan dispuestos a pagar por el transporte.

Precio fijo o tarifa plana

Cuando se cobra el mismo coste de envío sin importar la cantidad o el tamaño de los productos, hablamos de un precio fijo. En algunos casos dicho coste puede estar parcialmente financiado por el merchant o bien negociado directamente con el carrier con el que trabajas.

Por lo general funciona muy bien en aquellas compras que implican más de un producto, como es el caso de las compras de alimentos o de ropa o en donde el tamaño y peso de los productos que vendes en tu e-commerce es bastante homogeneo. En el caso que la relación peso/volumen/zona de envío sea muy dispar no es aconsejable que utilices esta estrategia ya que penaliza una determinado tipo de envíos, y puedes perder competitividad al prevalecer la opción menos ventajosa para el cliente

Precio variable

Si tu tienda tiene alcance internacional y el portfolio de productos tiene variedad de peso y volumetría, te recomendamos utilizar esta estrategia. La mayoría de soluciones de e-commerce ya contemplan un pequeño motor de tarifas que te permiten establecer costes de transporte en función de zona y tramos de KGs / volumen. Es quizás la opción menos atractiva para el cliente ya que el coste de transporte es totalmente dinámico y en muchas ocasiones puede representar la principal objeción. El consejo es que intentes agregar el mayor número de zonas y tipología de producto en un solo precio para que puedas publicitar el claim: “Recíbelo en tu casa por X€” y trates las excepciones a parte.

Tarifa plana

Es otra de las opciones que ha puesto de moda Amazon con su servicio PRIME. A cambio de una cuota mensual el cliente dispone del servicio de transporte gratis para todos sus pedidos. Obviamente es una opción interesante para aquellos ecommerce con mucha recurrencia de compra por supuesto solo puedes ponerla en marcha si tienes suficiente track record del comportamiento y recurrencia de compra de tus usuarios. El historial te ayudará a definir el coste mensual que deberá asumir el cliente y también donde establecer el umbral de rentabilidad. Te aconsejamos realizar pruebas con un segmento de clientes de tu BBDD para evaluar los resultados de la estrategia antes de desplegar la estrategia a toda tu cartera de clientes.

Esperamos que este post haya sido útil. Si te interesa conocer de primera mano cómo podemos ayudarte, no dudes en contactarnos para ampliar información. ¡Te esperamos!

Contacta con nosotros

Tags

Ver todo

Deliverea Timeline

Entradas recientes

Suscribete a nuestra newsletter